Agujas de tensión - Consultorio Homeopático Mataró

Vaya al Contenido
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS > FACIAL

El lifting con agujas de tensión es una técnica que se realiza mediante unas agujas muy finas como  las de acupuntura.
El tipo de aguja que se utilizará, dependerá de la zona a tratar y la extensión de la misma. Las agujas tienen distintos grosores y longitudes y están hechas de distintos materiales. Se pueden hacer tanto tratamientos faciales como corporales, las zonas donde mas se realizan estos tratamientos son: cara, brazos, glúteos, muslos, abdomen y pechos, aunque se pueden realizar en todas las partes del cuerpo donde se produzca flaccidez.
Antes de iniciar un tratamientos, debemos localizar las zonas mas elevadas de tensión, que es donde debemos iniciar el tratamientos. Una vez localizadas, dibujaremos las líneas guía por donde colocaremos las agujas. Dependiendo de la zona de extensión, dibujaremos 2, 3 o más líneas.
Con la ayuda de las líneas guía, iremos colocando las agujas elegidas. Aunque las agujas son indoloras, el momento en que atraviesan la piel, es cuando se puede notar un poco de molestia, para evitarlo, podemos ayudarnos con unos tubos guía.
Al atravesar la piel con un golpe seco y rápido, la molestia que pudiera ocasionar desaparece por completo.
Seguidamente se introduce la aguja siguiendo el canal de la dermis. Este movimiento si se realiza correctamente y con precisión, es totalmente indoloro y libre de toda molestia.
Esto mismo se repetirá con tantas agujas como sean necesarias para cubrir la extensión de la zona a tratar.
Una vez colocadas las agujas de tensión, se realizan unos movimientos giratorios suaves para que la aguja quede anclada en la zona subcutánea, realizando a la vez unos movimientos de tensión hacia el sentido del lifting siguiendo siempre las fibras musculares. La duración del tratamiento oscila entre los 10 y los 15 minutos, dependiendo zona y la tensión que necesite.
Este movimiento produce unas micro roturas en las fibras cutáneas, que el cuerpo se encarga de reparar generando fibras de colágeno que ayudan a producir un efecto de mallado, aumentando la tensión de la piel produciendo un lifting de manera natural, tensando la piel y rejuveneciéndola.
Aunque los resultados empiezan a notarse al terminar el tratamiento, entre las siguientes 24 y 48 horas, el resultado es mucho mejor, ya que el cuerpo ya ha empezado la regeneración con colágeno.
Después del tratamiento, se retiran las agujas de la zona tratada y se limpia. Para ayudar a mejorar la tensión, se colocan unas cintas kinesológicas con la musculatura en estado de reposo, para que cada vez que el paciente se siente o se agache, las cintas produzcan una ligera tensión que ayudara mejorar la tensión.
Estos tratamientos se deben realizar en sesiones repetidas para que la construcción del colágeno sea lo mas duradera posible.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal