Hilos tensores - Consultorio Homeopático Mataró

Vaya al Contenido
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS > CORPORAL



El tratamiento continuado con este sistema aumenta el flujo sanguíneo periférico de la piel aportando más nutrientes, eliminando la piel muerta más rápidamente y dando elasticidad y salud a la piel tratada.
 
El tratamiento es prácticamente indoloro y carente de efectos secundarios. No provoca hematomas y suele producir un leve enrojecimiento de la piel que desaparece pasadas unas horas.
Se pueden utilizar hilos tensores en todos los puntos donde se padezca una flaccidez moderada: piernas, glúteos, abdomen, brazos…
 
Cuando se necesita una mayor tensión en la piel se pueden utilizar unos hilos de PDO espiculados. Estos hilos están formados por unas espículas o pequeños ganchitos del mismo material que el hilo que se anclan a la estructura interna de la piel, permitiendo una mayor tensión.
 

Aunque los primeros resultados son visibles desde el primer momento, los efectos más claros se producirán entre el mes y los dos meses después del tratamiento y se prolongarán durante un espacio de estre 12 y 18 meses.
Antes de cualquier tratamiento siempre hay que valorar al paciente y determinar si es un buen candidato para este tipo de tratamiento o si hay augún otro que se adapte mejor a sus necesidades.
Estos hilos no producen rechazo, pues se han utilizado durante muchos años en cirugía cardíaca.
Se aplican previa aplicación de crema anestésica en la zona para minimizar las molestias.
Pueden producirse algún hematoma que se reabsorberá sin ninguna consecuencia.
Los hilos PDO no cambian la estructura de la cara, su función es la tensar la piel de forma progresiva manteniendo es todo momento la expresión y sin paralizar ninguna parte tratada.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal