Hilos Tensores - Consultorio Homeopático Mataró

Vaya al Contenido
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS > FACIAL
Los hilos tensores de polidioxanona (PDO), son hilos sin conos, por lo tanto no dañan el tejido. Este es el mismo hilo utilizado en las suturas de la cirugía cardíaca y otras, y por lo tanto es muy seguro.
La polidioxanona (PDO), es un hilo monofilamento absorbible sintético que se utiliza comúnmente en la cirugía cardiovascular y en las ligaduras finas. Es un hilo ultra fino fabricado a partir de polidioxanona (PDO). El hilo se disuelve en un máximo de 8 meses y produce resultados sorprendentes de rejuvenecimiento. La aplicación de los hilos tensores es prácticamente un procedimiento no invasivo e indoloro. No deja cicatrices, ni cortes. El mínimo enrojecimiento desaparece en unos pocos días.
Los hilos tensores de polidioxanona fueron creados como una alternativa para los pacientes que querían un tratamiento de rejuvenecimiento, pero no querían seguir el camino del estiramiento facial quirúrgico. Los hilos se utilizan para la regeneración de la piel, mejorar la estructura de la cara, cuello y escote.

El procedimiento es adecuado para la mayoría de personas desde 35-40 años en adelante, cuando los efectos del envejecimiento se hacen más evidentes. El envejecimiento hace que el tejido de la piel se vuelva más fino debido a la ruptura de las fibras de colágeno y elastina, esto genera arrugas de diversa profundidad, flacidez, pliegues y líneas de expresión en la piel. El hilo tensor de PDO revierte los efectos del envejecimiento.
Los hilos se implantan en la piel de forma subdérmica y estimulan la producción de colágeno. Con esto, la piel se vuelve más firme, elástica e hidratada. El hilo se empieza a disolver en un par de meses, pero el efecto puede durar de 12 a 18 meses.

La fibrosis que genera el tratamiento, aumenta la tensión de la piel al momento, y los hilos de plidioxanona (PDO) producen colágeno tipo I y III que son los precursores del estiramiento y la flexibilidad de la piel. Además de la producción de colágeno, mejora la circulación de la sangre para proporcionar una piel elástica y eliminar las arrugas de forma natural. Los efectos más visible del tratamiento se verán a partir de las 4-6 semanas que es cuando se empiezan a reabsorber los hilos. Este tratamiento tiene diversos beneficios: Una rápida recuperación, efecto de larga duración e inexistentes o mínimos efectos secundarios.
La flacidez de la piel aumenta la aparición de arrugas. La elevación del contorno facial, junto con una tez mucho más juvenil pueden lograrse instantáneamente por la producción de colágeno que reside en la capa más profunda de la piel.
La cantidad de hilos dependerá de cada paciente, pero la media está entre 20 y 50 hilos.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal