Mesotarapia reductora - Consultorio Homeopático Mataró

Vaya al Contenido
TRATAMIENTOS ESTÉTICOS > CORPORAL
La mesoterapia reductora es la que va dirigida a reducir los cúmulos de grasa localizada, que pueden estar presentes en distintas partes del cuerpo.
Las técnicas que se emplean para tratar y reducir la grasa localizada son variadas, pero podemos agruparlas en dos grupos: La mesoterapia convencional y la terapia intralipolítica.
La mesoterapia convencional es una técnica que utiliza agujas de pequeño calibre y que, realizando pequeñas y múltiples punciones, permite introducir el medicamento adecuado en el plano graso para desnaturalizar la grasa y favorecer su eliminación. Los medicamentos utilizados dependerán de la visita previa con el paciente, pues de ello se decidirá cuales son los más ademados individualmente. Este tipo de tratamiento es la que se suele utilizar con la mesoterapia homeopática, que ofrece unos grandes resultados sin efectos secundarios ni complicaciones.
La terapia intralipolítica es una técnica que utiliza unas agujas especiales de mayor calibre que permiten la inyección del medicamento elegido en la zona a tratar utilizando para ello una única punción por zona. Este tratamiento permite tratar los depósitos grasos directamente. Se utilizan medicamentos que eliminan los nódulos grasos y que son llamados vulgarmente medicamentos de “efecto detergente”, por la capacidad de descomponer las células grasas. También se pueden utilizar otro tipo de medicamentos, siempre previa valoración.
Los resultados de los tratamientos son muy buenos, aunque no en todos los casos se pueden conseguir los mismos resultados; por eso es importante la valoración previa al tratamiento para comprobar cuales son las expectativas del tratamiento y los resultados que se pueden obtener.
Hay que tener en cuenta que los tratamientos con mesoterapia no se pueden comparar con las liposucciones, ya que en la liposucción el exceso de grasa se retira al momento y con la mesoterapia se va degradando y tiene que ser expulsada por el propio organismo. También hay que tener en cuenta que la mesoterapia es un tratamiento poco invasivo, lo contrario de la liposucción y que los posibles efectos adversos en la mesoterapia son muchísimo menores que en la liposucción. Estos dos parámetros también hay que tenerlos en cuenta ha la hora de decantarse hacia un tratamiento.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal